CNT

cnt

cnt

Cómo avanzamos hacia la interoperabilidad de la historia clínica

Sin duda la digitalización de los ámbitos de la atención de salud en todos sus niveles, es un punto urgente a tratar, no sólo para mejorar la forma en la que el personal médico accede a la información del paciente, sino que también, para que ese paciente pueda recibir una atención personalizada y que tome en cuenta cada tratamiento y consulta que ha realizado a lo largo de su vida.

Para que esta interoperabilidad comience a ser una realidad, hay cuatro actores principales que deben coordinarse y trabajar en conjunto:

1- Generadores de información primaria (IPS): Estos son los centros médicos, consultas, clínicas, hospitales, médicos, cuidadores y cualquier institución o persona que provea de servicios de atención de salud y requiera acceder y aportar datos a una ficha de historial clínico.

2- Instituciones estatales: Éstas son esenciales para que esta interoperabilidad se aplique y dé resultados, creando regulaciones y legislaciones, las que a su vez, trazan la forma en que esta tecnología se debe implementar y llevar a cabo.

3- Usuarios: Los principales beneficiarios de esta tecnología. Serán ellos quienes experimentarán en primera persona la estandarización de su ficha médica y podrán recibir una atención acorde a su historial de salud.

4- Proveedores de tecnología: Corresponde a quienes desarrollan los softwares y servicios necesarios para llevar esto a cabo. En este caso CNT a través de Pacientes y Panacea  sus soluciones tecnológicas especializadas en el sector salud, ofrece una historia clínica parametrizable por especialidades y tiene una amplia experiencia en la digitalización de los servicios médicos.

Con estas cuatro aristas funcionando en complemento, se puede llegar al objetivo de una atención médica funcional y dedicada únicamente al bienestar del paciente y una mejor experiencia de usuario para las instituciones médicas y sus profesionales. 

Más de Panacea